30 famosas escenas que no estaban dentro del guión

La improvisación sólo se puede realizar cuando alguien está seguro de lo que hace y conoce bien su talento. En muchas películas existen escenas que han pasado a la historia para ser inmortales y son sobresalientes por la energía que los actores imprimieron y la manera tan natural en la que están hechas.
Las producciones del cine cuidan cada detalle de su trabajo y es por ello que detallan todo lo que los actores y actrices deben de hacer al pie de la letra pero existen escenas donde la improvisación resulto salir mucho mejor que como estaba escrito en el guión

 

1. Batman: el caballero de la noche
Heath Ledger improvisó en muchas películas. “Batman: el caballero de la noche” es una de ellas. Mientras está en la estación de policía, el Guasón presencia el ascenso de Jim Gordon. Todos felicitan al comisario y, de repente, Joker comienza a aplaudir lentamente. La idea del actor fue completar la imagen de su personaje, pero al final no solo transmitió toda la esencia del malvado en una sola escena, sino que la hizo famosa en todo el mundo.

 

2. El Resplandor
En la escena donde Wendy y su hijo Danny se esconden del desquiciado Jack Torrance en el baño del hotel. Éste los sigue y comienza a cortar las puertas con un hacha diciendo la famosa frase “Heeere’s Johnny!”. En realidad esta frase se le ocurrió a Nicholson porque en ese entonces era el eslogan popular de Ed McMahon en la introducción de Johnny Carson en su show.

 

3. Thor: Un Mundo Oscuro
Durante el rodaje, Chris Hemsworth, quien interpretó a Thor, colgó su martillo en la percha al entrar al apartamento. Esto divirtió tanto al director que decidió rehacer la escena para mantenerla en la película, ya que según él, este gesto como ningún otro caracterizaba al personaje.

 

4. Titanic
Este famoso drama tiene varias improvisaciones bien hechas, pero una de ellas resultó inesperada hasta para el autor. Según el guión, Rose y su novio Caledon estaban discutiendo, pero el actor Billy Zane se emocionó tanto que tumbó la mesita con el desayuno servido. El miedo en la cara de Kate Winslet no son falsos, la actriz se asustó de verdad.

 

5. El señor de los anillos: Las dos torres.
Cuando los personajes se enteran de la muerte de los hobbits, Viggo Mortensen, que protagonizó a Aragorn, con toda la fuerza patea el casco de orco, en ese momento grita y se cae de rodillas. Grita, pero no por la pérdida, sino de dolor por haberse fracturado dos dedos del pie. La escena quedó tan realista que decidieron dejarla intacta.

 

6. El silencio de los inocentes
Cuando Hannibal Lecter le dice a la agente Starling que un día comió hígado humano con frijoles y después hace el famoso sonido ¿no se te pone la piel de gallina? Incluso la misma actriz Jodie Foster estaba asustada, ya que esta réplica no estaba en el guión. Y hoy en día es uno de los momentos icónicos de la película.

 

7. Piratas del Caribe 2: El cofre de la Muerte
Jack Sparrow es uno de los mejores personajes de Johnny Depp y no es de extrañar que le haya dado tanta vida e improvisación adicional. En la escena en que Sparrow se burla de Davy Jones, cantándole: “¡Tengo un frasco de polvo!”, se pueden notar las caras sorprendidas de Keira Knightley y Orlando Bloom, quienes no tenían la menor idea de qué estaba pasando. La sincera expresión de sus rostros le dio un toque único a la escena.

 

8. Bastardos sin gloria
Cuando el nazi Hans Landa estrangula a Bridget, las manos que vemos en la pantalla son en realidad de Quentin Tarantino. Lo que pasa es que él quería mostrar cómo hay que hacerlo de verdad y efectivamente comenzó a estrangular a la actriz. Por esto, la cara de la joven expresa un genuino miedo y se dice que hasta perdió la conciencia. Afortunadamente, todo salió bien y la escena quedó plasmada en la película.

 

9. Casablanca
Según la lista de grandes frases del cinedel American Film Institute, ésta de Casablanca, improvisada por Bogart, es la quinta mejor de todos los tiempos, y la mejor entre las que no estaban en el guión. Pero en el doblaje se tradujo de forma diferente, porque era intraducible. “Here’s looking at you” es una frase de póker que significa que tienes las tres figuras en la mano, y que Bogart tenía en la mente porque había estado enseñado a Bergman a jugar durante el rodaje. Aquí se tradujo como “Ve con él”.

 

10. Teléfono rojo ¿Volamos Hacia Moscú?
Peter Sellers añadió innumerables detalles de cosecha propia a los tres personajes que interpretó en el film. El más recordado es la frase final de la película, ese “Mein fuhrer, ¡puedo andar!” que improvisó tras levantarse de su silla de ruedas durante el rodaje porque había olvidado que ese personaje era inválido.

 

11. Midnight Cowboy
La escena estaba preparada para que los protagonistas pudieran caminar y cruzar la calle sin tropezarse con ningún coche. Sin embargo, un taxi intentó pasar en el peor momento y Dustin Hoffman optó por no salirse del personaje y empezar a echar pestes del taxista.

 

12. Taxi Driver
Esta famosa escena donde el taxista Travis Bickle, interpretado por Robert de Niro, habla consigo mismo en el espejo mientras pronuncia varias veces la frase “You talking’ to me?”, fue completamente improvisada por el actor. Él decidió poner un poco de inestabilidad mental en el personaje.

 

13. Capitán América: El primer vengador
En el rodaje de la película, existe una escena donde la actriz Hayley Atwell toca el pecho de Chris Evan, eso no estaba escrito en el guión y Hayley admitió que no pudo resistir a la tentación.

 

14. Django
En esta escena, Leonardo Dicaprio sangra de la mano y expresa cierta emoción en su rostro, pero lo que pocos sabes es que la sangre de Leo era de verdad. El propio actor no se dio cuenta de lo que pasaba, hasta que el director Quentin Tarantino dijo corten.

 

15. Batman El caballero de la noche
Durante las grabaciones había una escena donde Heath Ledger tenía que provocar varias explosiones, pero para ello se le pedía no cometer errores ya que la toma se podía hacer una sola vez. La explosión ocurrió antes de lo previsto y la reacción del actor fue tan natural que quedó finalmente en la película.

 

16. El Señor de los anillos: la comunidad del anillo
Durante el rodaje de la película, un orco debía simular lanzarle un cuchillo a Viggo Mortensen en la cara, pero el arma se le resbaló y salió volando directamente hacia el actor. Viggo reaccionó de inmediato y esquivó el cuchillo. La escena fue considerada más dramática y extremadamente peligrosa, motivo suficiente para permanecer en la cinta.

 

17. Guardianes de la Galaxia
Al actor Chris Pratt casi se le cae la gema del infinito, pero su rápida reacción hizo que el director considerase el incidente dentro de la cinta.

 

18. Annie Hall
El personaje encarnado por el cómico neoyorquino estornuda y dispersa así 2.000 dólares en cocaína. La escena fue un accidente. Allen estornudó durante un ensayo y le hizo tanta gracia a todo el mundo que decidió hacerlo también delante de la cámara.

 

19. Star Wars: El imperio contraataca
En esta escena Han Solo es capturado y planean carbonizarlo frente a su amada Princesa Leia. Luego, cuando Leia se despide de él, ella le dice “te amo”, a lo que éste responde “lo sé”. Según el guión, se suponía que Han Solo tenía que responder “yo también te amo”, pero Harrison Ford decidió como Han Solo no diría algo tan cursi.

 

20. Indiana Jones en busca del arca perdida
Después de una larga persecución, Indiana Jones se topa con un hombre en túnicas negras con una espada. El hombre lo desafía y hace algunos movimientos con esta, buscando pelea. Indiana no tiene ganas de pelear, así que simplemente saca su arma y lo mata. En el guión se planeaba esta batalla, pero la improvisación de Harrison Ford al matarlo con una pistola le gustó a Steven Spielberg y se quedó.

 

21. Casino Royale
En la cinta existe una escena donde Craig cae al agua y se dejó ver empapado con su llamativo traje de baño, pero pocos saben que eso fue un accidente que ocurrió durante el rodaje, pero que finalmente salió. El traje del actor fue vendido por 72 dólares.

 

22. El padrino
En la escena de apertura de El padrino vemos cómo un hombre habla acerca de cómo golpearon a su hija y de cómo la policía no ha podido hacer nada al respecto, esto mientras Vito Corleone está sentado acariciando a un gato que se encuentra en su regazo. Esto no estaba planeado en el guión y aún no se sabe a ciencia cierta cómo es que el gato llegó al set de filmación.

 

23. Salvando al soldado Ryan
El soldado Ryan, encarnado por Matt Damon, confiesa al capitán interpretado por Tom Hanks que no recuerda las caras de sus hermanos muertos. Este le aconseja que piense en una situación concreta y Ryan cuenta una historia sobre sus hermanos… que se inventó sobre la marcha.

 

24. Reservoir Dogs
Por supuesto, en el guión de Tarantino se incluía el famoso corte de la oreja y seguro que el director tuvo que hacer un gran esfuerzo de voluntad para no mostrar la escena en toda su crudeza. Sin embargo, lo que hace después Michael Madsen con la oreja en la mano es obra del actor.

 

25. Blade runner
El monólogo del replicante, posiblemente el momento más recordado de la película, estaba en el guión, pero no en una forma terminada. El propio Rutger Hauer cogió algunas frases escritas, las cambió y añadió el famoso final: “Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir.”

 

26. Tiburón
Tras arrojar carnada al agua, el jefe Brody se encuentra cara a cara con la bestia que aterroriza a los visitantes de la Isla Amity. Una vez que se da cuenta de lo enorme que es este animal regresa al interior del bote para decirle al capitán Quint “Vas a necesitar un bote más grande”, frase que fue completamente improvisada y que al final terminó quedándose.

 

27. La naranja mecánica
Tras rodarla infinidad de veces, Kubrick seguía sin estar satisfecho de esta escena, una de las más violentas de la película, así que pidió a Malcolm MacDowell que improvisara. El actor se puso a cantar

 

28. Foxcatcher
Un día, Channing Tatum tenía que aparentar un ataque de nervios. El actor comenzó a golpearse la cara y después rompió un espejo con su cabeza. Este momento no estaba en el guión, sin embargo lo dejaron en la película.

 

29. The Usual Suspects
Una de las escenas más conocidas es cuando todos los criminales están en una línea frente a la policía. Aquí debían decir todos la misma línea y darle su toque, sin embargo todo se convirtió en risas y en improvisación por parte de Benicio del Toro.

 

30. Mente indomable
En esta escena entre el psicoanalista Sean Maguire, interpretado por Robin Williams, y el genio de las matemáticas Will Hunting por Matt Damon, Williams prueba que las mentes de los comediantes usualmente dan lo mejor en las escenas improvisadas. La historia de su esposa fue realizada en ese momento, y no era parte del guión original.